La población urbana mundial ha alcanzado un récord histórico.

La vivienda, tanto en los sectores informales como formales, fomenta la fuerza, la estabilidad y la autosuficiencia y suele estar en el centro de los desafíos clave del desarrollo. Sin embargo, la capacidad global para satisfacer la demanda de vivienda en el mundo en desarrollo es superado por el ritmo en que la gente se está trasladando a las ciudades, y posteriormente los barrios marginales siguen creciendo.

Hábitat para la Humanidad participó ampliamente en la formulación de la Nueva Agenda Urbana con el fin de asegurar que se satisfagan las necesidades de vivienda conforme se expanden las ciudades y aumentan las poblaciones de barrios marginales. Aplaudimos la Nueva Agenda Urbana por su énfasis en la vivienda, el enfoque en la tenencia segura y la atención al desarrollo liderado por la comunidad. No obstante, en muchos sentidos nuestro trabajo acaba de empezar y necesitamos su ayuda. La aplicación de la Nueva Agenda Urbana requerirá una ardua labor, voluntad política y responsabilidad mutua.

Done su autógrafo y únase a Solid Ground en su llamado a todas las partes interesadas a defender la aplicación de la Nueva Agenda Urbana - particularmente a los gobiernos nacionales y las Naciones Unidas, que tienen un papel de liderazgo único en la creación de marcos que faciliten a las partes interesadas.

Haz clic aquí para leer la petición completa.